fbpx
Saltear al contenido principal
Tarta Con Jasmin De Invierno Y Vinca Menor

El postre que te presento hoy, la tarta primavera, es uno de estos dulces que nos transportan en un jardín lleno de colores y perfumes.  

tarta con frosting y flores

El invierno ha dejado el paso a la primavera, la estación que solemos identificar con el renacimiento de la naturaleza, y no hay mejor manera de celebrar la primavera que con flores. Siempre he pensado que los jardines tienen la capacidad de trastocar nuestro estado de ánimo, nos llaman la atención, nos hacen sonreír, nos regalan momentos de reflexión personal y a veces nos relajan tanto que debería ser obligatorio pasear durante 10 minutos todos los días por un jardín.  

¿A que sí? jajajajaj

Para celebrar la primavera, que ya está aquí desde hace casi un mes, hoy te hablo de colores. 

Quédate leyendo porque te voy a dar una masterclass, jajajajaj

bizcocho primavera decorado con flores

Los colores y la teoría cromática.

Como aprendí en la facultad de arquitectura, la teoría del color es una área de la estética moderna y del arte que estudia la posibilidad de combinar entre ellos los colores y lograr diferentes efectos artísticos. 

La teoría del color trata de combinar los colores basándonos en el círculo cromático, una rueda que representa todos los colores que el ojo humano puede apreciar, distribuidos en círculo y que siguen un determinado orden.

Para que puedas entenderlo mejor, imagina un arcoíris redondo. 

bizcocho con flores primavera

La característica disposición de la rueda cromática determina las múltiples combinaciones entre sí y nos ayuda a crear efectos intensos, suaves, vistosos y espectaculares.  Estas sencillas reglas valen para cualquier área del arte, arquitectura, moda, diseño y, claro está, también para el paisajismo y la decoración de los jardines. Donde plantas, flores, agua o madera combinan y conviven en armonía. 

Los colores en los jardines.

Penelope Hobhouse, diseñadora y escritora inglesa, en su libro Colour in your garden escribe: “el color es una sensación que ocurre únicamente cuando hay luz”. El color que percibimos depende de la calidad y brillo de la luz. 

Al contrario que en un espacio interior, los jardines no son estáticos. Su dinamismo depende de muchos factores. La luz, como hemos dicho, es uno de estos pero también factores como el viento, la lluvia y la temperatura pueden caracterizar un espacio exterior y determinar su aspecto. 

Si se tienen en cuenta todos estos elementos juntos con la rueda cromática, los  colores te darán muchísimo juego a la hora de combinar plantas y flores de una manera más acertada.   

tarta con jazmín de invierno y vinca menor

Esquemas de colores: el círculo cromático

El círculo cromático está formado por doce colores, los colores primarios (rojo, amarillo y azul) y los colores segundarios (verde, naranja y púrpura). Además están presentes los colores de las múltiples graduaciones hasta llegar a los 12. 

 Los tonos fríos van entre el verde y el púrpura y los tonos cálidos van entre el magenta y el verde limón.  

Según la posición que tienen en la rueda se pueden hacer las siguientes consideraciones:

los colores situados juntos se denominan análogos, son aquellos que tienen un color común como denominador, estos son armónicos entre ellos. Los colores análogos también son parecidos a los colores terciarios, porque se combinan entre primarios y secundarios que forman los colores análogos en el círculo cromático. Son colores base del esquema armónico y se utilizan mucho en arquitectura y decoración.

En cambio los colores opuestos se denominan complementarios y es el tercer color que falta en la combinación. Sabemos que los colores secundarios están creados por la combinación de dos colores primarios, por ejemplo, el naranja es un color secundario porque se crea combinando el amarillo y el rojo. Le falta el tercer primario, es decir el azul. Pues bien, ahora el azul será el color complementario al naranja. El verde se compone con azul y amarillo entonces su color complementario será el rojo. 

Los colores complementarios se oponen y contrastan el uno con el otro creando dinamismo y movimiento. Además en pintura se dice que logran el “drama” intensificando sus tonalidades cuando están cerca. 

Si te ha gustado la explicación sobre los colores igual te interesa saber algo más sobre la similitud geométricas que puedes encontrar en la naturaleza en el artículo de la tarta integral de granadas y camelias te hablo de este tema. 

Los colores de la tarta primavera 

Pues, como puedes imaginar, los colores de la tarta primavera no han sido elegidos al azar. Si un poco me conoces sabrás que no dejó casi nada al azar.

Entonces, si has entendido lo que acabo de explicar, será fácil entender porqué he elegido estos colores. El violeta se forma con los colores primarios rojo y azul el color primario que falta es el amarillo entonces el amarillo es mi color complementario en esta composición. 

¿A que es fácil? 

flatlay tarta primavera

 

Llevaba tiempo queriendo coger estas maravillosas flores del jardín de Plentzia en Isuskiza, dándole todo el merecido protagonismo. En este momento el jardín de casa de mis suegros empieza a brotar después de un invierno frío. Poco a poco cobra vida y con él todos los colores del círculo cromático. Un espectáculo que nos deja boquiabiertos cada año. Hay muchos jardines en el País Vasco, el tiempo y la cercanía con el mar ayudan en esto pero, os puedo garantizar que detrás de este en particular hay mucho trabajo además de una gran pasión y cariño.

 Las flores utilizadas en esta ocasión son: las amarillas Jazmín de invierno y las violetas Vinca menor. Flores pequeñitas, que a veces pueden pasar desapercibidas, pero juntas crean un contraste cromático atractivo y de mucha fuerza. Como ya te he explicado antes es una mezcla “dramática“ que en jerga artística se refiere a algo que llama la atención y no te deja indiferente. 

¿A qué son espectaculares? 

Y este era justo mi objetivo con la tarta primavera no dejarte indiferente frente a tanta belleza y simple elegancia. 

¡Entra en mi cocina!

vajilla tarta primavera

 

Receta de Tarta Primavera

Para el bizcocho

130 gr de harina de repostería

70 gr de Maizena 

180 gr de azúcar blanco

120 ml de aceite de oliva 

4 huevos 

1 yogur griego blanco no azucarado

9 gr de levadura en polvo

Para el almíbar 

150 gr de azúcar blanco

200 ml de agua 

zumo de media naranja 

Para el frosting italiano

200 gr de mascarpone

150 gr de queso para untar 

85 gr de azúcar glas 

250 gr de nata 

Decoración 

piel de lima rallada 

Jazmín de invierno 

Vinca menor 

Cuidado, las flores no son comestibles, así que, en su defecto, para comer la tarta os aconsejo decorarla con fresas y arándanos  

Prepara el bizcocho

En un bol bate los huevos con el azúcar hasta que se haya formado una masa esponjosa y deliciosa. Añade el aceite y el yogur, aparte tamiza las harinas con la levadura y únela al compuesto. 

Pon el un molde de 20-22 cm de diámetro previamente engrasado de mantequilla y al horno caliente, 180º durante 40-45 minutos. 

Prepara el almíbar

Calienta el azúcar con el agua removiendo hasta que la mezcla hierva. Añade el zumo de naranja, apaga el fuego y deja descansar hasta que esté frío. 

Ahora prepara el frosting italiano.

Monta el mascarpone con el azúcar y el queso. Aparte en otro bol bate la nata con las varillas, sin llegar a montarla del todo. Une los dos compuestos con una espátula a través de movimientos envolventes. 

Monta la tarta. 

Baña el bizcocho con el almíbar. Cuando se haya empapado bien puedes poner la crema frosting encima con una cuchara. 

Decora la tarta 

Ralla encima del frosting la lima y dispón las florecitas con unas hojas encima. 

merienda en jardín arquitectura de una carolina

Consejos útiles 

  • En este caso el Jazmín es comestible pero no tengo constancia que la Vinca menor lo sea, así que no te arriesgues. 
  • Puedes sustituir las flores con fruta fresca, deshidratadas o con frutos secos. 
  • La nata tiene que estar muy fría antes de montarla.
  • Puedes sustituir la harina con harina integral y el azúcar con azúcar integral.
  • Si decides sustituir el azúcar blanco, por ejemplo con el azúcar de coco, utiliza esta fórmula:  (Cantidad de azúcar blanco / 12.5) x 8 es decir que tendrás que utilizar 115 gr de azúcar de coco. Si te gusta el azúcar de coco aquí te dejo la receta de las magdalenas de nueces con azúcar de coco. 

Buenos chicas y chicos hasta aquí el post de hoy sobre la Tarta Primavera que ha sido bastante cargadito de informaciones útiles.

Si te ha gustado el post de hoy coméntalo aquí abajo

grazie mille

ciao

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Me encantan tus tartas!! Y la composición de las fotos es genial. Muy sugestiva.
    Gracias por regalarnos contenidos tan bonitos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba