fbpx
Saltear al contenido principal
Tarta De Chocolate Y Avellanas

Por fin consigo escribir el post sobre esta riquísima tarta. Tarta de chocolate con crema de avellanas y arándanos. En casa tenía unos pistachos y los he añadido encima como decoración.

Confesiones de una repostera

Voy a confesar que este postre ha nacido casi por casualidad.

¡Si!, ha sido un experimento y con mucho orgullo te cuento que no daba un duro por él. Sorprendentemente ha sido un éxito rotundo. 

Ha volado en menos de una hora entre los vecinos más cercanos, a los cuales creo haber alegrado una triste tarde de lluvia.

bodegón de tarta de chocolate

Mi cocina como un laboratorio

¿Quieres saber por qué no daba un duro?

Porque he hecho algo que en pastelería nunca, y repito nunca, se debería hacer. Algo que va en contra a todas las leyes químicas de la repostería, es decir, no medir los ingredientes. 

Esto se considera un sacrilegio, si estuviéramos en la edad media me hubieran llamado bruja y echado en la hoguera por brujería… jajaja

La repostería es química pura, unos gramos más de azúcar, un huevo menos, el horno demasiado caliente, unas claras montadas sin limón y la has liado. 

Pero bueno, es verdad que hay que experimentar y yo creo que también cuenta la experiencia.

No te puedes imaginar las veces que he fallado y tirado todo a la basura.

Son muchas, créeme. 

Pero, con el tiempo, aprendes a manejarte con desenvoltura en la cocina y, a veces, y digo solo a veces, puedes permitirte romper las reglas. 

La cosa ha ido más o menos así.

El otro día yo quería solo sacar fotos al bote con los ingredientes, necesitaba subir algo en mi perfil de Instagram.

tarta de chocolate en bote

Al final del shooting y recogiendo todo me daba mucha pena tirarlo, al fin y al cabo son ingredientes. Lo que hice fue añadir algo de harina a ojo, dos huevos, mantequilla de la rica y…

El resto habla solo.

tarta de chocolate detalle

Una cuestión de proporciones 

Al final de todo hoy no puedo darte una receta en toda regla, lo que puedo decirte es que puedes atreverte con una simple regla que a mí me ha funcionado: las proporciones. 

Tarta de chocolate con crema de avellanas y arándanos:

Pon tres de harina, dos de azúcar, uno y medio de grasa (mantequilla o aceite)  y dos huevos y 1 sobre de levadura.

¿Tres, dos, uno, de que? Pues de lo que sea todo depende de las proporciones que quieras. 

Un vaso de yogur, un vaso de cristal, una cuchara… todo depende de lo grande que quieras la tarta. 

El chocolate en polvo tiene que ser la mitad de la harina.

Bates los huevos con el azúcar, añade la mantequilla derretida, tamiza la harina con el chocolate, añade el todo con la masa y por último la levadura. Mezcla bien.

Y listo! 

180º en horno precalentado por 35-40 min dependiendo del molde.

bizcocho de chocolate y avellanas

Si quieres inténtalo tú también y luego cuéntamelo en un comentario o en redes sociales. 

A ver que tal te sale. 

Ciao.

Si te gustan los arándanos aquí tengo otra receta

Esta entrada tiene 2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba