fbpx
Saltear al contenido principal
Lemon Pie Con Merengue

La Lemon Pie es una tarta rellena de una crema fresca de limón y cubierta con un merengue suave y esponjoso y una base de pastafrola. 

Es una tarta muy escenográfica. Se puede decir que entra por los ojos. 

Con sus picos blancos flambeados de merengue suizo y el Lemon Curd de un amarillo intenso, es una tarta que produce el efecto WOW! 

Al ser muy visual puede parecer muy difícil de preparar, pero eso no es verdad.

Lo que es verdad es que lleva tres diferentes preparaciones y tiempos de preparación largos… vamos que no es una tarta que se prepara en media horita. 

tarta de limón con lemon curd

Por eso su ingrediente principal es la paciencia. 

La Lemon Pie es una tarta de origen anglosajona, muy popular en Estados Unidos, sobre todo en los estados del sur y en California. 

Tres elaboraciones

Se compone de tres capas de distintas consistencias y grosores. 

La base de pastafrola o masa quebrada, el Lemon Curd, crema compacta con un sabor intenso y un merengue suizo brillante y sofisticado muy original. 

El Lemon Curd 

Muchas veces se puede confundir el Lemon Curd con la crema pastelera al limón. 

Cuidado, porque no son la misma cosa. 

Esta crema se prepara con mucho jugo de limón, mantequilla y un espesante como puede ser gelatina o almidón de maíz. Se caracteriza por la ausencia de leche y harina y su consistencia es más gelatinosa y espesa.

merengue lemon pie

Remedio Anti Stress 

He leído que es considerada una de los mejores remedios para aliviar el agotamiento y la ansiedad; y según Wikipedia muchas personas  comen el pastel de limón también para prevenir la hinchazón estomacal y cambios anímicos.

Y luego dicen que los dulces son malos para la salud… jajajaj  

Pero bueno, deja que te enseñe mi versión que seguro te va a alegrar el día. 

¡Entra en mi cocina!

Receta de Lemon Pie 

Pastafrola: 

Dosis para un molde grande de 24-26 cm 

57 gr de yemas de huevos, unos 3 huevos medianos 

1 huevo entero

170 gr de azúcar blanco 

250 gr de mantequilla

400 gr de harina floja

ralladura de 1 limón 

Puedes ver su elaboración y consejos útiles en el post de la crostatina con mermelada de mandarina

Lemon Curd 

250 gr de azúcar blanco 

Piel rallada de un limón

120 gr de mantequilla 

4 huevos 

1 pizca de sal 

1 hoja y media de gelatina 

Pon la gelatina a hidratar en agua muy fría durante 10 min. Si quieres más consejos sobre cómo utilizar la gelatina puedes encontrarlos en este post Panna cotta 

Ralla el limón, exprime el zumo y cola su jugo.

Bate los huevos con el azúcar. Una vez que el compuesto esté bien mezclado añade el zumo de limón. 

Vierte la crema en un cazo y ponla a calentar a fuego muy bajo, sin parar de remover hasta que espese. 

Una vez que haya espesado aléjala del fuego y añade la mantequilla, no dejes de remover. 

Vuelve a ponerla encima del fuego por 3-5 min. 

Escurre muy bien la gelatina e incorpórala  a la crema removiendo con una varilla hasta integrar completamente

En cuanto esté templada échala encima de la pastafrola. 

Cuando esté fría ponla en la nevera y prepara el merengue. 

Merengue Suizo.

100 gr clara de huevos

200 gr de azúcar 

50 gr de agua

media cucharada de limón 

media cucharadita de vinagre blanco. 

Pon en un cazo las claras y el azúcar y el agua a baja temperatura hasta llegar a 70 grados (si no tienes el termómetro no pasa nada, esto es más o menos cuando el azúcar empieza a desaparecer en las claras). 

Pasa la mezcla al bol de la batidora y  empieza a batir a media velocidad. Cuando se haya creado la primera espuma añade el limón y el vinagre. 

Sigue batiendo durante al menos 20 min hasta que el merengue sea de color blanco glacial y de consistencia firme. 

Rellena una manga pastelera con el merengue, empieza a hacer picos encima de la tarta en círculo desde el exterior hacia el interior. 

Como alternativa puedes echarla así como es y luego moldearla a gusto con una cuchara.

El resultado va a ser siempre muy bonito.

Al final puedes darle un toque muy escenográfico, quemando los picos con un soplete.  

tarta de limón con merengue suizo

Consejos útiles

  • No dejes en ningún momento de remover el Lemon Curd, al principio parece que no va a espesar pero en cuanto llega a la temperatura de coagulación lo hará sin darte cuenta y si no estás removiendo bien pueden quedar grumos. 
  • A diferencia del merengue francés, utilizado en la receta de la Pavlova de frutos rojos, donde el merengue se monta a temperatura ambiente, el merengue suizo se calienta antes de montarlo. Esto le dará más densidad con la ventaja de ser más estable en el tiempo. 
  • El hecho de llevar la mezcla a casi 70 grados hace que se elimine cualquier riesgo de salmonelosis. 

 

Bueno, como puedes ver el resultado es sorprendente. 

Bonita, riquísima y muy perfumada. 

Una tarta que lleva su tiempo, pero no es difícil de hacer. Solo hay que tener paciencia. 

En nochevieja preparé una para mi amiga Eneritz y te puedo asegurar que le encantó.

lemon pie

 

merengue y lemon curd

Esta entrada tiene 4 comentarios

  1. Esta receta Alessia tiene una pinta fabulosa, me encanta como presentas tus postres. Primero entran por los ojos y no hay manera de sacarlos de la cabeza. Hay que probar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba