fbpx
Saltear al contenido principal
Tarta De Castañas

Hoy te traigo una receta de esas que en Italia llamamos de “credenza”, un bizcocho de harina de castañas, un dulce esponjoso y con un sabor intenso que te enamorará. 

faltlay bizcocho de castañas

Antes de darte la receta del bizcocho de harina de castañas, que por cierto se hace con muy pocos ingredientes, quiero hablarte de lo que es una “credenza» y de lo que a mi me recuerda. Una “credenza” es una alacena. 

La alacena antiguamente era el hueco entre paredes donde se guardaban objetos domésticos, pero también se le llamaba así a unos de los pocos muebles que se tenía en las casas. Un mueble que se utiliza para el almacenamiento de diferentes elementos sobre todos domésticos y que todavía ahora se suele ubicar en la cocina o en el comedor. Una pieza bastante grande, donde se almacenaba de todo, desde la vajilla y mantelería hasta los ingredientes utilizados en cocina. 

Hay diferentes formas y estilos pero la alacena básica se compone de dos partes, la alacena, propiamente dicha, en la parte de arriba y el mueble aparador en la parte de abajo. 

bizcocho de castañas

La alacena de mi abuela 

Antiguamente, cuando una pareja se casaba, para arrendar la casa no iba de compras de una tienda a otra de muebles, se iba al taller del carpintero y se le comisionaba lo necesario.  

Pocas cosas, porque el dinero daba para lo que daba. Y así que en la mayoría de las casas en la cocina o en el comedor se veían muy pocos muebles y sin duda la protagonista era ella, la alacena. 

También mi abuela tenía una, la recuerdo en la cocina, era también el comedor, al lado de la chimenea. Una pieza única de madera, trabajo de algún artesano carpintero local. Un mueble en el cual entraba un mundo. Mi abuela conservaba en la parte de abajo la vajilla de todos los días y los manteles. En los cajones guardaba la cubertería pero también lo utilizaba como espacio seco y oscuro para preservar harina y productos que duraban más que la fruta y los vegetales, como por ejemplo el queso.

La parte de arriba estaba hecha con puerta de malla gallinero y cuando pasó a ser herencia de mi madre se le pusieron puerta de cristal. Era la parte reservada a la “vajilla buena» y a la cristalería y a las pocas piezas de plata que mi abuela poseía. Entre las dos partes, la de abajo y la de arriba había un hueco que servía para apoyar la sopera y las jarras de agua y vino. En la parte de arriba se solían guardar también los bizcochos. Allí donde mejor se resguardaban, lejos de manos indiscretas de niños y al lado de la “vajilla buena” listos para ser servidos a los invitados que venían de visita el domingo. 

castaña

Bizcocho de harina de castañas “un bizcocho de alacena” 

Es por esto que muchos bizcochos o tartas que se solían preparar prenden hoy el nombre de “dolci da credenza”. Aquí nunca he oído algo similar yo creo que se podrían traducir comobizcochos de alacena» porque, al fin y al cabo, casi siempre eran bizcochos hechos con ingredientes simples que estaban presentes en las cocinas de la época y exhibidos en la parte de arriba como si fuese un escaparate. Nada de cremas o ingredientes ricos, solo harina, huevos y azúcar, a veces acompañados de fruta. El bizcocho de harina de castañas es uno de estos. 

Pues ahora que sabes algo más de mi familia no te puedes perder esta receta de bizcocho de harina de castaña que mi abuela solía preparar durante el otoño. 

Perfecto para acompañarlo con mermelada o con helado yo lo he preparado con un glasé de azúcar y nata. 

¡Entra en mi cocina!

Tarta de castañas

Bizcocho de castañas

Un dulce esponjoso con un sabor intenso que se hace con muy pocos ingredientes
Tiempo de preparación 20 min
Tiempo de cocción 40 min
Tiempo total 1 h
Plato Postre
Cocina Italiana
Raciones 8

Equipment

  • Molde rectangular

Ingredientes
  

  • 220 gr harina de castañas
  • 90 gr harina de maíz
  • 3  huevos medianos
  • 80 gr aceite de girasol 
  • 180 gr  azúcar integral Muscovado
  • 1 sobre de levadura
  • 5 cda azúcar glass
  • 3-5 cda nata

Elaboración paso a paso
 

  • Calienta el horno a 180º. Engrasa el molde con un poco de aceite de la receta.
  • Tamizar las harinas y mézclalas con la levadura.
  • En un bol casca los huevos y empieza a batir con las varillas, cuando empiezan a espumar añade poco a poco el azúcar y sigue batiendo hasta crear una mezcla espumosa.
  • Añade el aceite de girasol y sigue batiendo.
  • Poco a poco añade las harinas y la levadura y con una espátula, intenta mezclar todo de forma homogénea sin desmontar la masa.
  • Vierte en el molde y hornea durante 40 min.
  • Pasado el tiempo haz la prueba del palito y si sale limpio el bizcocho está listo. Sácalo del horno y déjalo enfriar encima de una rejilla.
  • Entre tanto prepara el glaseado, en un bol vierte el azúcar glas y añade la nata al gusto. Dependiendo de la consistencia que le quieras dar añade una o más cucharadas de nata.
  • Desmolda el bizcocho y decóralo con el glaseado.
Keyword bizcocho de castañas

¡Y a disfrutar!

glaseado de nata

Como ves en mi blog hay sitio para todo, también para recetas muy sencillas que no tienen nada que envidiar a las recetas con estrellas. Por esto que me encantaría que me comentaras la receta y si te gustaría probar a hacerla. 

Si estás en este blog creo que también te puede interesar la receta de Bundt Cake de limón y jengibre y pimienta blanca

Arrivederci

     

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Recipe Rating




Volver arriba